El paradigma cuántico

Manuel Béjar

Sabemos que la física funciona bien como explicación de múltiples fenómenos de la realidad. Sabemos también que la física cuántica funciona muy bien para explicar los resultados de complejos experimentos realizados en el régimen microscópico (partículas, núcleos, átomos, moléculas…) y en experimentos donde la sombra de lo cuántico se alarga lo suficiente para permitir que múltiples elementos microscópicos pierdan su identidad, transformándose solidariamente en algo así como una macropartícula cuántica (fulerenos, láseres, superconductores, condensados…). Sin duda, la teoría cuántica nos sirve para resolver problemas físicos y avanzar en el conocimiento de la materia. Eso sí, no sabemos cómo interpretarla. Algo hay en lo cuántico que no nos deja tranquilos. ¿Por qué nos resulta tan extraño todo lo cuántico?

Lo sentimos. El artículo completo sólo está disponible para suscriptores

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.