Educación y literatura

Francisco José García Lozano

Aunque Marine Francen sea una debutante, cabe destacar que la realizadora cuenta con una gran experiencia a sus espaldas. Y es que la francesa, antes de embarcarse con éxito en su carrera en solitario, había sido ayudante de dirección de grandes cineastas como Michael Haneke u Olivier Assayas. Algo que se aprecia a la hora de abordar el cariz cinematográfico de su película sin dejar de demostrar que su obra goza de una personalidad propia. A partir del libro El hombre semen, de Violette Ailhaud, la película arranca en un pueblo perdido entre las montañas en los Alpes de la Alta Provenza en pleno siglo xix. Napoleón III acaba de dar su autogolpe de Estado contra la Segunda República y ordena arrestar a los simpatizantes de la antigua forma de gobierno. La represión contra los republicanos es tan salvaje que alcanza los lugares más recónditos. Incluso la aldea sin nombre donde sucede la trama, que se queda sin hombres. A los que no matan, se los llevan los soldados del emperador.

Lo sentimos. El artículo completo sólo está disponible para suscriptores

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.