El canon digital

  • Jesús Sanjosé

Resumen

El pasado 8 de julio de 2006 se aprobó una modificación de la ley de Propiedad Intelectual española que introduce el llamado canon digital. La modificación supone cobrar una cantidad determinada por todo producto digital que salga al mercado en función de que alguien pueda gravar en ese soporte algo que esté sometido a propiedad intelectual. La modificación ha suscitado airadas manifestaciones tanto a favor como en contra llegando incluso a ocupar su espacio dentro de la reciente batalla electoral: a favor del mismo y junto al gobierno y el PSOE se ha alineado la industria audiovisual; en contra, el PP y las asociaciones de internautas y consumidores. El asunto consiste en establecer un equilibrio entre el derecho del creador de un producto intelectual a recibir una remuneración por el producto de su actividad creativa y el derecho del consumidor a acceder y reproducir, para su propio uso, el producto de la cultura. Es algo nuevo ligado al desarrollo tecnológico.
Publicado
2018-11-27
Sección
Editorial