Discernimiento cristiano del fenómeno migratorio

  • Rafael Luciani Boston College Universidad Católica Andrés Bello (Caracas)
Palabras clave: Vaticano II, interpretatio temporis, fenómeno migratorio, deshumanización vs. fraternidad universal, globalización e interculturalidad, derechos humanos

Resumen

Las dimensiones planetarias del fenómeno migratorio hacen preguntarse una vez más por el paso de Dios por nuestros pueblos y, según el Vaticano II y las Conferencias Generales del Episcopado Latinoamericano, esa presencia debe propiciar y respetar la paz, la diversidad, la democracia, los derechos humanos y el desarrollo de los más desfavorecidos. La movilidad de millones de adultos, niños y ancianos no puede ser vista como un problema, sino como un desafío para la comunidad política, para la sociedad civil y para la Iglesia, siendo necesaria la coordinación de todas esas fuerzas para ofrecer una respuesta rápida y eficaz a tan complejo fenómeno. Es el carácter fraterno del ser humano lo que permitirá superar la visión economicista de la sociedad, la cual ha hecho que el modo de valorar lo material sea transferido al modo de tratar a los sujetos humanos. La opción civilizatoria cristiana, que aboga por el bien del otro a partir del criterio del bien común, apuesta por la fraternidad, apuesta por el futuro de todas estas personas que —a pesar de haber sido excluídas del sistema internacional— también tienen derecho a un futuro digno y con oportunidades. Este compromiso por mejorar las condiciones de vida de cada persona, por humanizar nuestras relaciones con los migrantes e incorporarlos en una nueva familia, en un nuevo pueblo, es fundamental para la identidad y la misión de la comunidad eclesial.
Publicado
2018-10-10
Sección
Artículos